Menu
01/02/2023
A+ A A-

Sigue extendiendose la sublevación en Irán desde del estallido del 17 de septiembre

Se produjo a partir del asesinato de Mahsa Amini el 16 de septiembre contra los abusos y violaciones a los derechos humanos Mujeres golpeadas en Irán son rescatadas por los manifestantesMujeres golpeadas por la policía en Irán son rescatadas por los manifestantes

Nov. 9 (DP.net).– La República Islámica de Irán continúa con absoluta impunidad su ataque violento contra civiles en todo el país, mientras las protestas crecen en una revolución en toda regla.

Todo comenzó con la muerte de Mahsa Amini, una mujer de 22 años detenida por la policía moral en Teherán el 13 de septiembre por presuntamente violar las estrictas normas iraníes que exigen que las mujeres se cubran el pelo con un hiyab o pañuelo en la cabeza.

Hubo informes de que los oficiales le golpearon la cabeza con una porra cuando fue detenida. La policía negó el hecho y dijo que sufrió un ataque al corazón. Para respaldar su afirmación, las autoridades publicaron imágenes de Amini colapsando en una estación de policía, pero el clip, junto con imágenes de ella en coma, enfureció a los iraníes.

Violencia policial en las calles de IránLas primeras protestas tuvieron lugar después del funeral de Amini en la ciudad occidental de Saqqez, cuando las mujeres se arrancaron el pañuelo en solidaridad. Muchos videos las han mostrado desafiantes, prendiendo fuego a sus hiyabs y cortándose el cabello en público al ritmo de "Mujer, vida, libertad" y "Muerte al dictador", una referencia al Líder Supremo, el ayatolá Ali Khamenei.

Civiles de todas las edades salieron a las calles a continuación. La revolución marca la protesta más larga en Irán desde 1979. En medio de un apagón de Internet, arrestos masivos y ataques mortales, más de 300 civiles inocentes han muerto, incluidos numerosos niños. Se ha realizado un estudio de 43 años sobre la República Islámica que llega a la conclusión, basada en todo lo sucedido, de que "el movimiento de reforma está muerto... Todo el mundo sobre el terreno en Irán quiere que la teocracia se vaya", como lo afirmó la activista de derechos humanos Nazanin Boniadi.

Han pasado 53 días, pero la situación sigue siendo la misma. Toda la comunidad mundial está apoyando a los manifestantes. Las Naciones Unidas han advertido claramente que no debe haber ningún tipo de coacción sobre las mujeres que protestan por sus derechos, pero el gobierno iraní sigue "disuadiendo la sublevación" con proyectiles lacrimógenos, disparos y tortura policial. Tras la muerte de Amini, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo en un comunicado: "La policía moral ha ampliado las patrullas callejeras, sometiendo al acoso verbal y físico y al arresto" a las mujeres acusadas de llevar el 'hiyab suelto'. La oficina dijo que ha recibido "numerosos y verificados videos de trato violento a mujeres, incluyendo bofetadas, golpeaduras con porras y arrojándolas violentamente a camionetas policiales".

El Consejo Nacional de Resistencia de Irán, una organización política, estima que más de 200 ciudades en las 31 provincias están participando, y la gente dirige su ira directamente contra el régimen del líder espiritual de Irán, Ali Khamenei, quien ha dirigido el país desde 1989.