Menu
20/09/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

La verdad os hará libres

Tegucigalpa. – El título proviene de un texto bíblico: “Dijo Jesús a los judíos que habían creído en Él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8: 31,32).

Un conocimiento es verdadero cuando expresa las cosas tal como son en la realidad. Por tanto, la verdad no puede ser objeto de manipulación, ni tampoco depende de los gustos o intereses: Las cosas son como son, y nuestro conocimiento sólo es verdadero si se ajusta a la realidad.

Elaboro y publico este escrito después de ver por más de 20 horas canales televisivos como “History Channel #2”, otros medios autorizados como CNN, DW, TVE, etc., y de haberme informado por artículos de opinión, de autores reconocidos en la prensa radial, escrita y digital, en inglés y español.

Considerando todo lo anterior, al analizar lo sucedido el 11 de Setiembre en los Estados Unidos y sus consecuencias, creo que aún falta mucho por investigar, diagnosticar, analizar y llegar a conclusiones validas sobre lo sucedido y sus efectos en el futuro.

Perdonen la extensión de este artículo. Acepto que es muy extenso. Pero justifico su tamaño por ser el primero de opinión que se publica sobre el 9-11 en esta columna.

HECHO

De acuerdo a lo reportado por CNN el 11 de septiembre de 2001, diecinueve hombres secuestraron cuatro aviones comerciales estadounidenses, cargados de combustible, que se dirigían a varios destinos de la costa oeste. En total, 2.977 personas murieron en los ataques terroristas en la ciudad de Nueva York, Washington y en las afueras de Shanksville, Pensilvania.

Como interpreta la AFP, “el 11 de septiembre de 2001 pasó de ser un bello y despejado día a uno de los más lúgubres en la historia de Estados Unidos…y la historia se dividió en dos para la nación. Hoy, 20 años después, las heridas siguen abiertas para testigos y supervivientes”. En respuesta a esos ataques, Estados Unidos invade Afganistán”.

Read more ...

Represión e Intransigencia

La prisión política del totalitarismo cubano es un leviatán insaciable que se nutre con una represión continua a la resistencia.

El régimen no cesa de encarcelar, pero los ciudadanos conscientes de sus prerrogativas nunca dejan de reclamar sus derechos. Es una espiral peligrosa en la que la policía política cuenta con todos los recursos imaginables y los opositores solo con sus convicciones y el coraje de luchar hasta alcanzar la libertad.

La represión es constante, sin importar la persona que esté al frente del totalitarismo. Las ansias de control, permanencia y abuso se mantienen inalterable, con la particularidad de que el ciudadano de a pie está cansado de soportar un régimen de oprobio que solo acumula miseria en todas sus gestiones.

Sin embargo, la eficiencia represiva no es suficiente para sostener una dictadura. Estar sentado sobre las bayonetas es sumamente peligroso y si el castrismo ha sobrevivido seis décadas es porque tuvo la habilidad de tejer un complicado entramado, hoy consumido, en el que se mezclaron diferentes propuestas fundamentadas en una epopeya más ficticia que real.

Las bayonetas del Castrismo han encarcelado más de medio millón de mujeres y hombres durante 62 largos años. Fusilados a miles, cubanos y extranjeros, y determinado el exilio, desarraigo, de millones de personas, que nunca hubieran abandonado su país sino fuera por el destierro interno que sufrieron.

La represión es una de las pocas constantes del régimen. En todas estas décadas, como testimonian numerosas informaciones, el presidio político ha estado presente en la historia de la nación e incomprensiblemente en vez de disminuir, aumenta como lo evidencia un reciente informe de la entidad Prisoners Defenders radicada en España.

Read more ...

“EMIRATO ISLÁMICO DE AFGANISTAN” Segunda Parte.

MARTES 11 DE SEPTIEMBRE, 2001 EL ATAQUE

En una reunión sostenida a mediados de 1996 en Tora Bora, Afganistán, entre Osama bin Laden, el jefe militar de al-Qaeda Mohammed Atef y Khalid Sheikh Mohammed, se plantearon distintas alternativas para futuras acciones terroristas contra intereses norteamericanos. Khalid Sheikh Mohammed propuso usar avionetas cargadas de explosivos para estrellarlos contra edificios, sugiriendo que el “World Trade Center” y sus Torres Gemelas fuesen atacadas.(29) En ese entonces, el plan propuesto por Khalid Sheikh Mohammed seria desechado por bin Laden por considerarlo “impráctico”.

Después del ataque misilístico norteamericano de agosto de 1998 contra las bases de al-Qaeda en Afganistán, a comienzos de 1999 Osama bin Laden, quien se recuperaba de un accidente sufrido mientras montaba a caballo (30), ordenó reactivar el plan de ataque propuesto dos años antes por Khalid Sheikh Mohammed, mediante el cual se pretendía estrellar aviones secuestrados contra edificios y sitios emblemáticos en Estados Unidos. A partir de entonces, se inició el lento y arduo proceso de formar el equipo de yihadistas que ejecutarían el ataque, reclutándose los candidatos entre aquellos que pudiesen optar a una visa norteamericana, lo que limitaba la escogencia a jóvenes originarios de los llamados Estados del Golfo Pérsico. Durante el tiempo de planificación y preparación, miembros de al-Qaeda viajaron desde Europa a Estados Unidos y efectuaron visitas de inspección y reconocimientos a los posibles blancos. En noviembre de 1999 aconteció un hecho que despues del 11 de septiembre sería interpretado por el FBI como un dry run o ensayo del secuestro de una aeronave comercial en pleno vuelo, lo que constituía el elemento básico del plan elaborado por Khalid Sheikh Mohammed y aprobado por Osama bin Laden. En esa ocasión, 2 estudiantes sauditas abordaron el Vuelo 90 de la línea American West que despegó de Phoenix, Arizona, con destino a Washington D.C. Cuando el avión había llegado a su altitud de crucero, uno de los jóvenes sauditas se levantó de su asiento en la sección de Turistas y caminó por la sección de Primera Clase hasta llegar a la puerta de la cabina, la cual intento abrir sin éxito. Cuando el joven fue confrontado por la sobrecargo, este se disculpó señalando que creyó que esa era la puerta del baño. No obstante la escusa dada, la sobrecargo informó al capitán del avión de lo ocurrido y este decidió aterrizar en Ohio donde ambos pasajeros fueron esposados y bajados del avión. Después de cuatro horas de interrogatorios y una exhaustiva revisión de su equipaje, a los dos sauditas se les permitió continuar con su vuelo. Noviembre de 1999 seria también el mes cuando lo yihadistas encargados de pilotear los aviones a ser secuestrados se reunieron en Afganistán con Osama bin Laden, quien les ordenó partir hacia los Estados Unidos, siendo los primeros en arribar el 15 de enero de 2000, vía California, los sauditas Khalid al Mihdhar y Nawaf al Hazmi, responsables del secuestro del Boing 757-200 del Vuelo 77 de American Airlines que se estrellaría contra el Pentagono. Unos meses más tarde, se uniría a ellos en San Diego, California, el tambien saudita Hani Hanjour quien contaba con una licencia de piloto comercial y sería el encargado de pilotear el Vuelo 77 de American Airlines.

Las autoridades norteamericanas, comenzando por el propio presidente Bill Clinton, estaban convencidas que el Nuevo Milenio vendría acompañado de atentados contra ciudades norteamericanas, ejecutados por los terroristas de al-Qaeda. Un frustrado atentado ocurrió en enero del 2000, cuando un árabe pretendía entrar a Estados Unidos por el estado de Washington vía ferry desde Canadá en un vehículo marca Chrysler.

Read more ...

La visita de un Cardenal a Cuba: del Evento al Proceso

Dagoberto ValdésQuiero compartir una mirada a la polémica visita a Cuba del Cardenal Sean Patrick O´Malley, Arzobispo de Boston en el Estado de Massachusetts, Estados Unidos, y uno de los principales consultores del Papa Francisco. Lo haré basándome en la crónica que publicó el propio prelado en su blog personal. La prensa oficial cubana publicó la noticia en primera plana del Granma expresando, además de los participantes en el encuentro con el Presidente, esto sobre el contenido de la visita:

“Su Eminencia, quien ha viajado anteriormente a Cuba, fue acogido con hospitalidad y respeto. Durante su estancia visitó lugares asociados a la actividad de la Iglesia y otros sitios de interés, como el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, donde recibió Cardinal Patrick O'Malleyinformación sobre el esfuerzo nacional para desarrollar las vacunas, los medicamentos e incluso equipamientos con los que el país enfrenta la pandemia de COVID-19.” (10 septiembre 2021)

El motivo declarado de esta visita de tan alto nivel del 7 al 9 de septiembre de 2021, fue la invitación del Sr. Arzobispo de Santiago de Cuba para celebrar la Fiesta de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, en su Basílica-Santuario de El Cobre. El purpurado también visitaría las Catedrales de Santiago de Cuba y de La Habana, y pernoctó en la Nunciatura Apostólica (Embajada de la Santa Sede) en la Capital. El Cardenal se encontró con varios Obispos cubanos entre los cuales estuvo Mons. Emilio Aranguren, Obispo de Holguín y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. Acompañó al Cardenal, en los encuentros con las autoridades, el Nuncio Apostólico del Papa en Cuba, el Arzobispo Mons. Giampiero Gloder, lo que señala el carácter diplomático de esas reuniones. Los Obispos cubanos no participaron en ningún acto oficial, solo en los de carácter religioso.

Algunas personas, dentro y fuera de la Iglesia, han expresado su disgusto y decepción con esta visita y con expresiones de alabanza a la salud cubana y a los investigadores nacionales. Respeto estas opiniones que es normal que se sientan por lo menos por dos razones: la primera y principal es precisamente la crítica situación del sistema de salud cubano en medio de un pico de la pandemia. La otra es que después del 11J el país ha cambiado sin retorno y todo gesto está marcado por esa crisis y demanda de libertad que supera a la de la COVID.

Read more ...

Cuando los amigos se van

Hay un número importantísimo de personas que aportan anónimamente a la sociedad en la que viven un quehacer honorable que enaltece a todos. Sin embargo, las más de las veces su cooperación no es considerada ni valorada en la dimensión que merecen, tal y como ha sucedido con Amado Rodríguez Fernández.

Amadito, como le diremos sus amigos hasta el fin de nuestros tiempos sin que importe donde se encuentre, era sencillo, atento y cordial con una vocación de servicio al prójimo incomparable, caracterizada por una austeridad a toda prueba.

Sus 23 años en la prisión política no lo enemistaron con el mundo. Al contrario, siempre estaba presto a servir desinteresadamente, tanto que como dice Alfredo Elías, “él que no quisiera a Amadito era anormal, porque ese hombre impresionaba positivamente con solo darle la mano”.

Partió al infinito de madrugada, discretamente, como para no llamar la atención. No le gustaba molestar, pero si servir. Tenía la virtud de dejar un grato recuerdo en quienes conocía y de inspirar confianza para cualquier indiscreción.

Venció al cáncer la primera vez que lo atrapo, pero, este ladino y sinuoso, regreso con toda su maldad. Sus pulmones fueron los más abatidos. Isabel Tejera, “La Gata”, hermana de presidio, fue su hada madrina. Ella lo hizo ingresar en un hospital porque él les restaba importancia a sus malestares. Isabel, lo amparó todo el tiempo como ha hecho con tantos expresas y expresos.

Ingresado en el hospital fuimos a verlo días antes de su muerte. Nos dijo, “Esto se acabó, ustedes son mi familia, refiriéndose a los presos, así que decidan”. Hablamos largo rato, su entereza de carácter no se quebró ni cuando dijo, “quiero que mis compañeros me rodeen y después me cremen”.

Read more ...