Menu
23/03/2019
A+ A A-

Perspectiva económica: Martínez-Solanas

La deuda pública de Estados Unidos apunta a un posible derrumbe económico

La deuda pública de Estados Unidos es un problema grave que sigue sin resolverse, conduciendo al país a una situación financiera y económica insostenible que hará crisis en algún momento durante los próximos 10 años si no se toman medidas de austeridad en algunos renglones presupuestarios, los que han ido alcanzando niveles muy desproporcionados durante los últimos 20 años.

Aunque en los últimos dos años el crecimiento de la deuda se ha desacelerado un poco en comparación con los ocho años anteriores, y a pesar de que la política económica del actual gobierno ha mejorado las perspectivas económicas futuras, dista todavía de ser suficiente para impedir el desastre.

Para darnos una idea, observando el gráfico y comparando las cifras, tenemos que el Presidente Bush asumió la presidencia con una deuda de aproximadamente 5,7 trillones de dólares. Durante los dos primeros años de su administración, aumentó moderadamente, hasta 6,2 trillones, pero después el gasto extraordinario de las dos guerras en Iraq y Afganistán, dispararon la deuda hasta llegar a los 9,9 trillones cuando tomó posesión el Presidente Obama. A partir de aquí, la deuda se disparó exponencialmente pese a la reducción de los gastos militares en los teatros relativamente pacificados de Iraq y Afganistán y alcanzaba ya los 19,6 trillones cuando el Presidente Trump tomó la dirección del país.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

Socialismo, Liberalismo, Conservadurismo y Economía Social de Mercado

Empecemos por el final con una breve identificación de la Economía Social de Mercado (ESM), sobre la cual abundaremos más adelante. Esta teoría de política socioeconómica surge principalmente de las ideas desarrolladas por Alfred Müller-Armack (1901-1978), quien fue profesor de Economía en las Universidades de Münster y de Colonia, en Alemania, y un elemento muy influyente en el llamado “milagro económico alemán”. Fue autor de “Economía dirigida y Economía de mercado” (Wirtschaftslenkung und Marktwirtschaft), en cuya obra acuña en 1947 el término “Economía Social de Mercado” que utilizamos hasta nuestros días y la define como la “combinación del principio de la libertad de mercado con el principio de la equidad social”. Aparte de estos antecedentes, podemos definir a la ESM como un sistema de asignación de recursos que trata de corregir y proveer condiciones institucionales, éticas y sociales que permitan una política económica eficiente y equitativa.

En el mundo moderno, la ESM enfrenta diversas otras teorías que le anteceden, basadas en el Conservadurismo, el Liberalismo y el Socialismo. Es oportuno aclarar que en Estados Unidos suelen llamar “Liberales” a los “Socialistas” y llaman “Socialistas” a los más radicales que abrazan algunas de las ideas de Marx, Lenin y otros, sin llegar al sistema socioeconómico que se identifica con lo que se ha llamado “Comunismo”.

El origen del Liberalismo se remonta a los movimientos de emancipación de los burgueses urbanos del yugo del sistema feudal que abre la Edad Media hacia el Renacimiento hasta desembocar en lo que hoy se denomina como “liberalismo clásico”, el cual quedó estructurado por la reacción que se produce en el siglo XVIII y principios del siglo XIX frente al absolutismo monárquico y al sistema económico del mercantilismo1. Algunos de sus antecedentes los encontramos en la obra de John Locke (1532-1704), quien postula la libertad individual, la estabilidad social, la tolerancia y los fundamentos de los derechos naturales a la vida, la libertad y la propiedad, que acaban conjugándose posteriormente en los instrumentos modernos de derechos humanos. Los encontramos también en la obra de Montesquieu (1689-1755), quien elabora en “El espíritu de las leyes” aquellas indispensables para restringir la autoridad de los monarcas y sentar los cimientos del sistema moderno de la separación de los poderes del Estado, así como en la obra de Jean Baptiste Say (1767-1832): “Tratado de Economía Política”.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

The truth about tax reform in the United States

The Tax Cuts and Jobs Act (TCJA), passed in December 2017, made several significant changes to the individual income tax. These changes include a nearly doubled standard deduction, new limitations on itemized deductions, reduced income tax rates, and reforms to several other provisions. In all, these changes simplify the individual income tax by eliminating the need for millions of households to itemize their deductions.

In fact, when individuals fill their tax declaration early in 2019, major changes in US tax policy last year —the biggest reform in 30 years— that will apply in the IRS tax declaration for 2018 are giving tax payers a respite and have given them a lot to consider in their financial planning.

The most direct impact for individuals, couples and families has been the decline in tax rates for most tax brackets, including a move down to 22% from 25% for the lower middle bracket, to 24% from 28% for the higher middle bracket and down to 37% from 39.6% for the top bracket.

In addition, the tax declaration to be filed for this 2018 year, includes one of the major benefits for many individual taxpayers. The higher standard deduction, which is now $12,000 for individuals — up from $6,350 last year — and for married couples filing jointly, that deduction is $24,000 now, up from $12,700 in 2017.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

El tsunami de oro negro

El mercado mundial del "oro negro", como se ha calificado al petróleo por su influencia decisiva en el equilibrio comercial del mundo en que vivimos, ha dado y sigue dando un vuelco tan importante que el foco de la política internacional se está alejando cada vez más de los grandes exportadores tradicionales para concentrarse en el más poderoso de los grandes consumidores, los Estados Unidos. Literalmente, podría decirse que el coloso del Norte ha tomado la sartén por el mango.

De conformidad con la Administración sobre Información de Energía (EIA en inglés), Estados Unidos ha superado claramente a Rusia y Arabia Saudita como el mayor productor de petróleo del mundo. Este notable acontecimiento está sucediendo ahora mismo, a lo largo de este año 2018. Lo más significativo es que las proyecciones para 2019 ponen a Estados Unidos todavía más lejos al frente de los mayores productores.

Estados Unidos es también el mayor consumidor de petróleo del mundo, seguido muy de lejos por otros países industrializados. Aunque todavía consume más de lo que produce, cada día se acerca más a la autosuficiencia y, de hecho, parte del crudo ya es producto de exportación de Estados Unidos a otros países, una tendencia que está creciendo exponencialmente desde 2016.

Esta novedad está manteniendo bajos los precios del crudo y se nota una tendencia a una baja todavía mayor en 2019, pese a la desastrosa caída de la producción del crudo en Venezuela, a las limitaciones impuestas a Irán y a que Iraq no ha logrado todavía alcanzar los niveles de producción anteriores a la Guerra del Golfo. 

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...

¿Qué mundo le hemos dejado a nuestros nietos?

Este es el título que corresponde 40 años después que la UNESCO publicara una compilación de ensayos y ponencias, producto de una mesa redonda organizada en junio de 1978, en un libro titulado: “¿Qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos?”

Resulta que ya es el mundo de nuestros nietos y sucede que la inmensa mayoría de nosotros y de nuestros hijos, así como de los gobiernos que han sido elegidos o hemos sostenido con diversas actitudes de negligencia política, conveniencia o simple indiferencia, no hemos atendido a esas advertencia ni nos hemos preocupado activamente de resolver los tantos problemas que ya eran urgentes desde entonces y que a estas alturas se han convertido en verdaderas crisis.

Este ejercicio profético se hizo en vísperas del Año Internacional del Niño, celebrado en 1979, donde se pretendía plantear la responsabilidad que las generaciones entonces dominantes tenían con su descendencia: Edificar, ¿un mundo mejor? ¿un mundo sano? ¿un mundo estable? Se discutía entonces también el “escándalo del súper armamentismo” que los abocaba a su propia destrucción y hasta se realizó en esos meses una sesión extraordinaria de las Naciones Unidas sobre el desarme. Apenas 12 años después se desplomó y desintegró el imperio soviético, pero no se produjo tampoco el desarme ni disminuyeron los conflictos sino que han aumentado y se han extendido por casi todas las regiones del globo.

Algunos proclamaban que estábamos en la antesala de “un nuevo orden internacional” y que esa meta era la única garantía de paz. Uno de los participantes señalaba el gasto “excesivo” en armamentos a nivel mundial,  que según sus cálculos alcanzaba la cifra de 400 mil millones de dólares anuales.  Pues bien, en 2016 se calcula que el gasto alcanzó la cifra de 1 billón 686 mil millones de dólares (US$1.686.000.000.000).  Sólo Estados Unidos gastó más en su presupuesto militar en 2016 que la suma de todos los países del globo (incluyendo a los EE.UU.) habían gastado en 1978. El gasto actual promedia el equivalente de $250 anuales por cada habitante de la Tierra.  Si se cortara sólo a la mitad, esos 843 mil millones invertidos en el desarrollo, la modernización de la infraestructura, la ciencia y la educación, bastarían para iniciar un nuevo auge de desarrollo y progreso para toda la humanidad.

JW_DISQUS_ADD_A_COMMENT Leer más...