Menu
06/12/2019
A+ A A-

CUBA: Mesa de Unidad de Acción Democrática. Declaración Final de Buenos Aires

Declaración Final de Buenos Aires

Los miembros de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD), reunidos en la Ciudad de Buenos Aires los días 18 y 19 de noviembre de 2019, trazaron estrategias para el fortalecimiento y desempeño de la Concertación. Luego de analizar la realidad socioeconómica y política de nuestro país, y de conjunto con otras organizaciones, activistas y acompañantes externos, declaramos lo siguiente:

En el 2019 se aprobó una nueva Constitución que dejó sin efecto el texto lamentable de 1976. De igual manera, una Ley Electoral y un sinnúmero de normas jurídicas de diferente rango. Sin embargo, ello no ha significado ningún avance en materia democrática. Las limitaciones de nuestras leyes no son la peor noticia, sino su violación sin consecuencias por las autoridades del Estado cubano que abandonó sus obligaciones y acomodó sus funciones a perseguir a quienes le exigimos responsabilidad y la asunción de sus deberes. Situación insostenible que esta Concertación denuncia sin ambages.

Sin embargo, no ha sido un año plácido para los promotores del odio y la discriminación. En la misma medida en la que el civismo crece y la puja en los espacios públicos por una real participación ciudadana se hace patente, la tenebrosa Seguridad del Estado, en complicidad con las autoridades gubernamentales cubanas, han desplegado su arsenal represivo en contra de las movilizaciones para asistir a los damnificados del devastador tornado ocurrido en enero, por la reivindicación de los derechos LGBTIQ, contra la discriminación ideológica en las instituciones de educación superior, contra la discriminación racial, por la libertad artística, a favor de la protección animal, por el cese del hostigamiento policial que motivó el llamado a la “Marcha de los girasoles” y por los derechos económicos de cientos de miles de emprendedores privados; todo ello en un contexto de absoluta falta de transparencia y acceso a la información pública.

A esto se suma no solo la represión contra las Damas de Blanco, impedidas de asistir a misa para pedir la libertad de los presos políticos cubanos; anhelo que han pagado con prisión y una variedad de agravios que escandaliza a los más indiferentes, sino también el vergonzoso, brutal y selectivo ensañamiento en contra de las activistas cubanas que se oponen a una cultura política y de gestión oscurantistas que limitan las oportunidades ciudadanas de control sobre la gestión pública, un mejor uso de los recursos y el goce de derechos, algunos tan urgentes como la tipificación de la violencia de género como delito.

La Mesa de Unidad de Acción Democrática, en correspondencia con sus valores y responsabilidad social, apoyado en la fortaleza de ser una concertación democrática integrada por personalidades independientes y decenas de organizaciones políticas y sociales cubanas, exige a las autoridades cubanas la inmediata liberación de todos los presos políticos y de conciencia y condena la flagrante y permanente violación por razones políticas al derecho de cientos de ciudadanos, entre ellos varios de sus miembros, a la libre movilidad interna y a viajar al exterior.

Exigimos igualmente que se adopten medidas inmediatas para el cese de la persecución a los defensores de derechos humanos, sindicalistas y periodistas independientes, las injerencias arbitrarias o ilegales en la vida privada, familiar y domicilio, se deroguen todas las disposiciones que criminalizan el uso de la protesta social pacífica y que el Estado deje de ser un obstáculo para el ejercicio de la soberanía. Sin esas garantías es imposible la construcción democrática.

En consecuencia,  instamos a las autoridades cubanas a ratificar los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y disponer la realización amplia de sus disposiciones. Su ratificación en las actuales circunstancias generaría confianza para cualquier empeño de renovación democrática. Aprovechamos para reiterar nuestra voluntad institucional para trabajar de conjunto con las autoridades y con los actores internacionales que puedan acompañar tales esfuerzos.

Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD)